Cómo instalar césped artificial en tu jardín o terraza

Aunque nada puede compararse a la sensación de caminar sobre el césped natural recién cortado, lo cierto es que cada vez más optamos por elegir uno artificial, puesto que en los últimos años han mejorado tanto que cada vez se distinguen menos y tienen muchas ventajas. Si te estás planteando colocar césped artificial, te explicamos cómo puedes hacerlo.

Las ventajas del césped artificial:

Mantenimiento casi nulo. A diferencia del césped natural el césped artificial no necesita prácticamente mantenimiento y esto supone un gran ahorro de tiempo y de dinero.

Más ecológico: no necesitas agua para mantener verde tu césped, lo que supone un importante ahorro en consumo de agua, un bien cada vez más escaso.

El que tú elijas: si optas por uno natural tendrás que adaptarte a las condiciones de tu terreno, es decir, no podrás elegir la especie que te parezca más bonita, si no aquella que cumpla las condiciones más adecuadas para sobrevivir en ese lugar. En ese aspecto, podemos garantizarte que muchas especies, especialmente las más resistentes, no tiene una pisada agradable y suave como imaginamos. Sin embargo, si optas por un césped artificial podrás elegir aquel que te parezca más bonito y cuyo tacto te guste más.

Donde tú elijas: el césped artificial lo puedes colocar sobre suelos de tierra, de hormigón o con baldosa.

Por eso en nuestra tienda online tenemos un montón de modelos de césped artificial e incluso complementos con los que conseguirás efectos increíbles como que huela a césped recién cortado.

Cómo instalar el césped artificial:

El césped artficial lo puedes instalar sobre hormigon u otro tipo de suelo o sobre tierra, en ambos casos te quedará perfecto, pero en cada uno de ellos debes seguir pasos un poco diferentes.

Instalar césped artificial sobre suelo de hormigón o terraza:

Lo primero es asegurarse de comprar un césped artificial de alta calidad que tenga una óptima capacidad de drenaje para que no se encharque el suelo bajo él. En ese aspecto, nosotros tenemos una buena selección de alta calidad y siempre puedes preguntarnos.

Una vez tenemos el césped, tendremos que medir con precisión el lugar dónde queremos instalarlo. Tendremos que tener en cuenta los obstáculos como columnas que podamos tener antes de cortar las tiras. Para ello, sobre todo para los bordes perimetrales, extenderemos los rollos y marcaremos dónde hay obstáculos o donde acaba el perímetro para posteriormente cortarlo por ahí con un cuter. Recomendamos volver a enrollarlo para que sea más fácil.

Luego debemos asegurarnos que todas las tiras que vamos a utilizar están colocadas en la misma dirección. Una vez hecho esto, haremos la comprobación antes de fijarlas al suelo. También entonces podemos recortar 0,5 cm de cada tira para sanear los bordes y  que encajen perfectamente, para ello tenemos que asegurarnos de cortarlas totalmente recto. Posteriormente, fijamos con cuidado las tiras mediante bandas autoadhesivas o cola especial o sellador.

En cualquier caso, debemos esperar 24 horas para que se fije correctamente al suelo. Con ayuda de un cepillo de cerdas duras, podemos levantar las fibras y con eso conseguiremos un aspecto absolutamente natural.

Instalar césped artificial sobre suelo de tierra

El suelo de tierra nos llevará un poco más de trabajo pero es muy sencillo de hacer.

Lo primero es preparar el terreno. Para ello debemos estar seguros de que no hay piedras ni malas hierbas, así que además de desbrozarlo, debemos utilizar un herbicida para evitar que vuelvan a salir. También debemos nivelar el terreno completamente incluso si para ello debemos añadir grava o más tierra. Por último, hay que mojarlo bien para conseguir que además de nivelado, la superficie sea lo más compacta posible.

Colocar una malla antihierbas sobre la superficie. Os recomendamos que en el caso de que haya que colocar varias mallas, estas estén solapadas entre sí varios centímetros.

Planificamos la colocación de las tiras de césped de la misma manera que hemos explicado anteriormente.

Luego procedemos a colocarlas (recuerda, siempre en la misma dirección) sobre el terreno dejando entre ellas unos milímetros de separación que las fibras deberían tapar. Para ello utilizaremos las bandas autoadhesivas y también clavaremos las tiras al terreno.

Por último, cuando esté clavado, extender por toda la superficie arena de sílice, si se desea,  y levantar las fibras con un cepillo de cerdas duras. La arena de sílice sirve para dar más sensación de confort al césped y lo mantiene más fresco en verano.

Como ves, instalar el césped artificial en tu terraza, ático o jardín es muy sencillo, así que te animamos a que le des un nuevo aire y te olvides de las complicaciones y el mantenimiento del césped natural.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00