Norah 23299Norah 23299

Norah 23299

Composición: polipropileno HEAT-SET y poliester.

Altura: 12 mm.

Base : yute.

Remate: festo mecanico a los laterales y en el cabecero dobladillo con cola.

Estio: moderno.

Alfombra en el que el hilo se encuentra prensado para un tacto más suave. Posee una linea de color dorado la cual se puede apreciar en mayor o menor medida en funcion de donde se mire. En ocasiones se encuentra muy difuminada y en otras ocasiones alegra la alfombra con el color dorado.

Oferta

Desde 117,30  IVA incluido

Limpiar

Acciones básicas de mantenimiento

Levantar basura: recoger aquellos elementos u objetos que no se adhieren a las alfombras (pedazos de papel o de comida, colillas de cigarrillos, hilos, etc.)
Debe hacerse diariamente.

Recuperación del hilo: levantar el hilo de las alfombras para que vuelva a su posición y estado originales, eliminando las marcas que dejan las patas de los muebles o apelmazamiento causado por el tráfico intenso (pasillos, accesos, escaleras, etc.) Se logra de la siguiente manera: se suspende una plancha de vapor a unos 7 centímetros por arriba de la parte de alfombra afectada, dejando que el vapor penetre en las fibras y levante el hilo; después, se “peina” el área con un cepillo de cerdas suaves. Si es necesario, se repite el proceso. Nunca toque la superficie de la alfombra con la plancha caliente.

Eliminación de manchas: remover las substancias (sólidas o líquidas) que se adhieren a las fibras de la alfombra.

Tratamiento de líneas de tráfico: es la limpieza profesional de las zonas que los técnicos especialistas denominan “áreas de acarreo” (donde las alfombras recogen el polvo de las pisadas; por ejemplo, en pasillos y en las entradas a casas u oficinas) y “áreas de embudo” (caracterizadas por un tráfico intenso o frecuente en espacios reducidos; por ejemplo, en los accesos de puertas y elevadores, en recibidores, en descansos de escaleras).

Limpieza general

La utilización de personal técnico y equipos especializados para la limpieza profesional de toda la alfombra, de pared a pared.

 Para la limpieza profesional de las alfombras recomendamos, únicamente, el método a base de vapor (inyección-succión), o el de lavado en seco.

 

Aspirado periódico

El aspirado tiene como propósito remover la suciedad de la superficie y contribuir a la recuperación del hilo de las alfombras. Es el procedimiento esencial para su cuidado correcto. Aspirar diariamente las alfombras no las daña; sino que incrementa su duración. Si una alfombra no es aspirada periódicamente, las partículas de polvo o tierra penetrarán en el hilo y, junto con las impurezas del ambiente y los efectos del tráfico, formarán una capa de suciedad que aunque no sea visible, terminará por dañarla de manera irremediable. Recomendamos que inmediatamente después de la instalación de una alfombra nueva, y antes de circular sobre ella, sea aspirada para eliminar todos los residuos de fibrillas provocados por el rasurado de la alfombra cuando se le da, en la fábrica, el acabado final. El aspirado deberá hacerse de pared a pared, y en un solo sentido para que la alfombra quede “bien peinada” y no se aprecien sombras ni rayas. Vigile la eficacia de los aspirados subsecuentes: aparte con los dedos el hilo de la alfombra, en diferentes áreas, y observe si aún retiene polvo, tierra u otras partículas de suciedad. En caso necesario vuelva a pasar la aspiradora. Recuerde que conviene pasarla, según el tráfico, dos, cinco, o hasta ocho veces sobre la misma área y en diferentes direcciones. La última pasada se hará en una misma dirección para unificar el peinado. El aspirado eficaz es indispensable para el cuidado correcto y el mantenimiento profesional de las alfombras. Una aspiradora adecuada debe tener suficiente fuerza de succión para extraer las partículas y contribuir a levantar el hilo. El aditamento básico de succión debe contar con un cepillo giratorio transversal de cerdas suaves. Además, se requiere disponer de esquineros y aditamentos complementarios. Es necesario mantener siempre limpios los cepillos y demás elementos de succión. Conviene que el recipiente o bolsa para el polvo y basura nunca se deje llenar más allá de la mitad de su capacidad máxima. Antes de usar la aspiradora, levante y elimine las basuras grandes para evitar que tapen los conductos de succión. Las aspiradoras requieren de mantenimiento y limpieza periódicos y sistemáticos, para conservarlas en buen estado. Lea cuidadosamente el manual de instrucciones de la aspiradora. Utilizarla correctamente le brindará óptimos resultados.

Superficie

, ,

Color

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.